Pasos para realizar una auditoría de contenido

¿Sabes si las publicaciones de tu blog están logrando los objetivos que te planteaste, si están actualizadas o necesitas mejorar el SEO? Todo esto lo puedes conocer analizando el comportamiento de cada una de ellas. Sigue estos pasos para realizar una auditoría de contenido que trae seovalladolid.com.

¿Qué es una auditoría de contenido?

Es un proceso que te permite conocer el rendimiento del contenido publicado en tu blog. Al realizar una auditoría de contenido sabrás cuál ha sido su comportamiento en Google durante el periodo que evalúes. Además, si cumple con otros objetivos como conseguir más clientes para tu negocio.

El objetivo final de hacerlo es asegurarte que todo el contenido que tengas es de calidad, que sea relevante para los usuarios.

Para hacer una auditoría de contenido SEO el blog debe tener al menos un año. Si tiene menos de ese tiempo los resultados no serán muy precisos, porque ni siquiera ha tenido tiempo de posicionarse en Google. Eso sí, a partir de ahí debes hacerla con regularidad y esto es algo en lo que muchos fallan.

Hay quienes omiten por completo la auditoría y trabajan sobre la marcha. Hacer esto es arriesgarse a tener contenido poco optimizado, que no interese a los visitantes o que esté desactualizado.

Realiza una auditoría de contenido en tu blog por lo menos una vez cada seis meses.

Existen diferentes tipos de auditoría de contenido, entre las más frecuentes encontramos:

  • Auditoría SEO. Se enfoca en la optimización para los buscadores; es decir, si el contenido tiene buen rendimiento y está posicionado.
  • Calidad editorial y marca. Es un estudio en el que se evalúa si el contenido publicado se ajusta a la imagen de la marca.
  • Actualidad. Determina si las publicaciones tratan sobre temas actuales.

También se pueden hacer auditorías híbridas; es decir, que incluyan elementos de dos o más tipos de lo que mencionamos antes.

Pasos para realizar una auditoría de contenido

Hacer una auditoría y tomar acciones según los resultados que se obtengan ayudará a mejorar la autoridad de tu sitio, así como a cumplir los objetivos de tu marca. Hacerlo puede llevar tiempo y hay que analizar muchos detalles, aquí los explicamos de forma sencilla.

1. Define los objetivos

El primer paso es establecer las metas que quieres alcanzar. Enfócate en los objetivos iniciales de tu negocio y piensa qué quieres lograr con la auditoría, qué beneficios esperas de este análisis.

En cualquier estrategia de marketing digital esto debe ser lo primero que hagas para marcar la ruta del resto del trabajo.

Algunos objetivos que puedes buscar incluyen mejorar el posicionamiento SEO; aumentar la tasa de conversión, y mejorar el engagement.

Para mejorar el posicionamiento en buscadores, por ejemplo, necesitas conocer qué páginas debes actualizar, cuáles convienen eliminar y aquellas que tienen potencial de estar en los primeros lugares. Toda esta información es parte de lo que puedes recopilar al hacer una auditoría de contenido para SEO.

Al tener las metas, puedes definir las métricas de marketing de contenido a las que debes prestar atención durante el análisis.
XXPasos para realizar una auditoría de contenido

2. Recopila las URL de tu blog

Para comenzar con la auditoría, primero tienes que hacer una lista de todas las páginas que vas a evaluar. Hay diferentes formas de recopilar las URLs para luego analizarlas. SEMRush, por ejemplo, a través de su herramienta Content Analyzer, te proporciona una lista de las URL más importante del blog.

Ten en cuenta que para realizar este proceso debes tener un sitemap de tu web. Puedes crear uno en XML-sitemaps.com

Otra herramienta que te ayudará a obtener todas las URLs es Screaming Frog.

Una vez que tengas todas las direcciones de las páginas cópialas en una hoja de cálculo en la que podrás clasificar el contenido. Además, allí mismo añadirás todos los elementos que deseas analizar en la auditoría.

Entre los datos que puedes añadir están número de palabras; formato; título; meta descripción; cantidad de backlinks; fecha de publicación, entre otros. Puedes obtener una plantilla para auditoría de contenido online y ajustarla a tu negocio.

3. Recopila los datos de las páginas

Continuando con los pasos para realizar una auditoría de contenido, lo siguiente es obtener los datos de cada URL.

Enfócate en los datos relacionados con las métricas que te planteaste. Entre las herramientas que te ayudarán a reunir la información están Google Analytics, SEMRush, Ahrefs y Content Square. Puedes combinar la información de varias para asegurarte de que nada pase por alto.

Entre la información que debes recopilar podemos mencionar:

  • Tráfico total y orgánico.
  • Cantidad de enlaces externos entrantes.
  • Número de veces que se ha compartido.
  • Tasa de rebote.
  • Palabra clave objetivo.
  • Metadatos de cada página.
  • Número de sesiones.
  • Tiempo de duración de cada sesión.

Los datos que requieras dependerán del tipo de auditoría y los objetivos planteados.

4. Análisis de los datos

Luego de recopilar toda la información tienes que analizarla y examinar las métricas de contenido. Tienes que entender qué es lo que te están diciendo los datos.

Por ejemplo, si una página recibe mucho tráfico orgánico, pero la tasa de rebote es alta y la sesión dura poco es posible que los visitantes estén interesados en el contenido. Sin embargo, al ver la publicación esta no responda a sus preguntas.

Tras el análisis puedes comprender porque abandonan el blog, las palabras clave que funcionan mejor de acuerdo a los objetivos, si los títulos son relevantes, si influyen otros factores como diseño del sitio y el tiempo de carga, etc.

5. Decide qué acciones vas a implementar

XXPasos para realizar una auditoría de contenido
El análisis del contenido te permitirá determinar qué acciones debes implementar. En resumen serían las siguientes:

  • Mantener la página como está si está teniendo buenos resultados y el contenido es relevante para la audiencia.
  • Actualizar la página cuando el contenido es viejo o no tiene el resultado esperado, pero sigue siendo de interés para los usuarios. Renovar las publicaciones antiguas puede ayudarte en el SEO.
  • Si la página no tiene muchas visitas ni buen rendimiento, pero tiene backlinks lo recomendable es actualizar o redirigirla a otra que tenga contenido similar.
  • Considera eliminar la página cuando no recibe tráfico ni backlinks o que no sea posible actualizar el contenido. Por ejemplo, si trata sobre un evento que ya pasó.

A grandes rasgos estas son las acciones que puedes tomar. Recuerda que puedes hacer otras más específicas como renovar las llamadas a la acción; añadir vídeos, imágenes, o infografías; mejorar la estructura de los post, etc.

Si tienes dudas sobre los pasos para realizar una auditoría de contenido, contáctanos. Desde nuestra agencia te ayudaremos a mejorar tu estrategia.

Leave a Reply