Optimización centrada en la experiencia del usuario

El posicionamiento web va más allá de palabras clave y aspectos técnicos. La optimización centrada en la experiencia del usuario cobra más importancia porque son ellos quienes deciden si tu web es de calidad o no. Las acciones de las personas en nuestra web son lo que marcará la diferencia. En SEO Valladolid te mostramos algunas estrategias que te ayudarán a retenerlo y mejorar su experiencia.

Es el momento de hacer SEO enfocado al usuario

Las palabras claves, los enlaces, usar elementos visuales, mapas de sitios, entre otros elementos son importantes para el posicionamiento SEO. Pero no servirán de mucho si cuando el visitante entra a web se va a los pocos segundos.

La experiencia que le ofrezcas al usuario es clave para conseguir un buen posicionamiento SEO. Es decir, los enlaces en tus post funcionan, pero si no son naturales o no ofrecen algún aporte no servirán de mucho. Lo mismo sucede con otros factores del posicionamiento.

El SEO técnico es importante, pero no es lo único. Para posicionarte en los buscadores tienes que lograr que los visitantes se comprometan con tu web o blog. Que las visitas sean más largas, que compartan el contenido, que visiten otras páginas y se queden en un post hasta verlo por completo.

Todo esto mejora la relación entre la web y los usuarios. A la vez que le dice a los buscadores que tienes un sitio de calidad, que les gusta a los visitantes.

Hoy en día Google entiende mejor la comunicación con las personas y sabe lo que quieren. Por ello hay que hacer SEO enfocado al usuario y no a los robots como se venía haciendo.

Condiciones de navegación

Entre los aspectos más importantes para la optimización web centrada en el usuario está entender en qué condiciones navegan. No todos acceden a tu sitio a través de los mismos dispositivos ni con el mismo tipo de conexión.

Tu deber es entender las condiciones en que lo hacen para mejorar la experiencia del usuario. Por ejemplo, puedes averiguar cuál es el dispositivo más básico desde el que se conectan y optimizar para mejorar la velocidad de carga en estos. También puedes dar instrucciones sobre cómo mostrar el contenido cuando la conexión es limitada.

Acciones como estas son importantes para el posicionamiento SEO y experiencia del usuario. Requieren de cierto trabajo, pero los resultados compensarán el esfuerzo. Además de convertirte en una fuente confiable, los visitantes apreciarán poder acceder a tu web sin problemas.

XXOptimización centrada en la experiencia del usuario

Optimización centrada en la experiencia del usuario

Cuando se trata de posicionar una web, Google da prioridad a la experiencia de los usuarios. El algoritmo es capaz de determinar si a las personas les gusta un sitio y si les parece útil. Por eso no solo debes concentrarte en optimizar para los buscadores, sino en conquistar la atención de los visitantes.

Estas son algunas de las acciones que debes ejecutar para tener una web centrada en el cliente.

Atrapa al usuario desde el primer momento

La primera impresión es importante para lograr tu objetivo. La web debe ser atractiva, además de tener una buena velocidad de carga.

Hay otros elementos que influyen en este aspecto, por ejemplo, la manera en la que está organizada la información. Debe ser fácil de navegar para que los usuarios encuentren rápido lo que buscan. Asimismo, debe haber coherencia en el contenido y en los menús.

Asegúrate que esté bien escrita y que sea fácil de leer. Si al ingresar a la web el usuario encuentra errores o no entiende lo que ve, se irá a los pocos segundos.

Optimiza el rendimiento para cualquier dispositivo

Aquí hay que entender que el tráfico que llega desde los móviles es mayor al que llega desde el ordenador de escritorio. La variedad de dispositivos en el mercado complica la optimización para que la web funcione en todos. Sin embargo, es posible conseguirlo aunque en algunos el tiempo de carga sea mayor que en otros.

El primer paso es averiguar cuáles son los dispositivos que más usan los visitantes de tu web. Lo puedes hacer a través de Google Analytics. Luego debes fijarte en aquellos donde la velocidad de carga sea menor y concentrarte para optimizar la web pensando en estos.

Hay dos estrategias que puedes utilizar para conseguirlo:

  • Carga progresiva. Como lo dice su nombre, los elementos de la web cargan de manera progresiva. Primero aparece el contenido más importante y luego se hacen visibles el resto de las funciones o características del sitio.
  • Degradación. Aquí ocurre lo contrario que en la carga progresiva. Primero aparece toda la página y luego desaparecen los elementos menos importantes y que no se vean bien en el dispositivo.

Aumenta el tiempo de permanencia en la web

Google mide cuánto tiempo pasan los usuarios en tu web. Si están apenas unos segundos y luego cierran el navegador o regresan a la página de resultados, no te calificarán bien. La razón lógica es que no le das el contenido que buscan, no aportas valor y, por lo tanto, tienen una mala experiencia con tu sitio.

Aquí la optimización de la experiencia del usuario comienza por hacer que permanezcan conectados. Además de mejorar la velocidad de carga también puedes lograrlo con estos elementos:

  • Añadir infografías y más contenido visual en cada post. Los usuarios se sienten atraídos hacia los formatos visuales.
  • Incluye llamadas a la acción que dirijan a una página de aterrizaje en la que puedan descargar material interesante. Esto también te dará la oportunidad de aumentar tu base de datos.
  • Agrega enlaces internos, así diriges a los visitantes a otras páginas dentro de web, Le ofreces contenido complementario y se quedará más tiempo.
  • Elige tipografías que sean fáciles de leer. De los contrario el visitante se irá a otro sitio.
  • Añade podcast, vídeos y animaciones. Este contenido atrapará la atención de los usuarios por más tiempo.

Haz que los usuarios desplacen hasta el final de la página

En este caso nos referimos al scroll depth o profundidad de desplazamiento. Lo que debes buscar aquí es que los usuarios que lleguen a una página la vean hasta el final.

Por ejemplo, si están en un post, lo ideal es que lo lean completo. Para ello el contenido tiene que ser de calidad, ofréceles información de valor. Además, tienes que saber cómo engancharlos. Puedes crear intriga al comienzo u ofrecer alguna sorpresa para el final.

Las infografías también ayudan porque llaman la atención. No las coloques al principio del texto, sino después.

Adapta la web a la conexión del usuario

No todos los usuarios van a tener el mismo tipo de conexión a Internet.

Es posible obtener información acerca de la conexión que tienen los visitantes y, a partir de allí, hacer los ajustes necesarios. Por ejemplo, si publicas un vídeo este cargará sin problemas en una conexión 4G. Pero será más difícil que lo haga si esta cambia a 3G. Para este caso puedes dar una instrucción para que se muestre una imagen estática en lugar del audiovisual.

La optimización SEO potenciará tu marca personal o tu negocio online. Por ello es importante que comiences a aplicar estas estrategias en tu web. Comienza a enfocarte en la experiencia del usuario para adaptarte a las reglas de Google.

Cuéntanos cómo aplicas la optimización centrada en la experiencia del usuario en tu web. Si necesitas ayuda para posicionar tu sitio, contáctanos y pide presupuesto gratis.

Leave a Reply